Profesionalidad y Profesionalidad: la única estrategia de internacionalización

ProfesionalidadLa Real Academia de la Lengua define la palabra profesionalidad como:

  1. f. Cualidad de la persona u organismo que ejerce su actividad con capacidad y aplicación relevantes.
  2. f. Actividad que se ejerce como una profesión.

Y es la primera acepción la que debe ser el ADN de cualquier empresa internacionalizada o en deseo de serlo: la profesionalidad como estrategia de internacionalización.

En las últimas semanas he tenido que escuchar varios comentarios negativos de empresarios extranjeros sobre la forma de hacer negocios de los empresarios españoles; unos comentarios nada positivos y con gran malestar y disgusto por su parte. Algunos de sus comentarios fueron:

  • “Dicen que van a hacer y luego no hacen nada”
  • “No me responden al correo ni a las llamadas”
  • “Me piden que les facilite información, que me cuesta tiempo y dinero el obtenerla y luego ellos ni siquiera la leen o tardan meses en dar una respuesta a la misma”
  • “Me hacen quemar contactos pues les consigo citas en mi país y luego suspenden el viaje. No lo hacen una vez sino varias”
  • “A los españoles no les interesa hacer negocios; solo hacer ventas rápidas”
  • ¿Qué quiere decir: “ya lo vamos viendo” Miguel Ángel? No logro entender esa frase.
  • “¿Cómo saber si alguna empresa está interesada en hacer negocios realmente y no me está haciendo perder el tiempo?”
  • “Así le va a España. Es muy complicado hacer negocios. No es fácil entender a los españoles”.

La profesionalidad es, ante todo, no hacer perder el tiempo a los demás. Valorar el tiempo de las otras personas e indicar plazos claros y transparentes. No es posible hacer negocios si las reglas no están claras para ambas partes. Quién soy, qué hago y cómo lo hago es la primera información que debe ser transmitida a nuestro interlocutor. La segunda fuente de información es: qué quiero, para qué lo quiero y cuándo lo necesito. Así se transmite una imagen de seriedad, de seguridad y de profesionalidad que marca y determina con quién trabajar, a quién vender o a quién comprar. La tercera consideración es indicar a nuestro interlocutor internacional la situación del proyecto, de la oferta o de la resolución mostrando la realidad del punto en la que se encuentra la negociación o la propuesta: Me interesa y la decisión se tomará el mes que viene, no me interesa en este momento ni cambiar de proveedor ni de incluir nuevos productos, no puedo hacer los cambios que solicitan, podemos hacer los cambios siempre y cuando se modifiquen otros aspectos de la operación, etc.

Profesionalidad, profesionalidad y profesionalidad debe ser el ADN de las empresas españolas, da igual su tamaño, a la hora de ser identificadas por los clientes/países extranjeros. Trabajar con empresas españolas debe ser la primera opción para los clientes extranjeros donde la seriedad, la palabra dada, el respeto y la búsqueda del bien común son las normas de cortesía.

Déjeme participar en los protocolos comerciales internacionales, en la definición de argumentos de venta y en la definición de estrategias de internacionalización.

contacto@miguelangelmartinmartin.com

www.miguelangelmartinmartin.com

mmartinm

Miguel Ángel Martín Martín es estratega de internacionalización, formador y conferenciante en habilidades y técnicas del comercio exterior. Es un referente del comercio exterior como Presidente Ejecutivo de INFEBEX y Presidente Fundador de ACOCEX

Be first to comment